El Tribunal Supremo apuesta por la custodia compartida de los hijos tras la ruptura de la pareja porque, siempre teniendo en cuenta el interes del menor , y entre otras ventajas «fomenta la integracion de los menores con ambos padres, evitando desequilibrios; evita el sentimiento de perdida y no se cuestiona la idoneidad de los progenitores».

Comparte en la redShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter